Home » Cambiar la escritura » Cambiar la escritura

Cambiar la escritura

Cambiar la escritura es posible. De hecho, no estamos obligados a mantener, de por vida, parámetros de nuestra escritura, si no es conscientemente.

Me explico: Conscientemente un día aprendimos a escribir en el colegio —generalmente sin respetar una psicomotricidad adecuada— y también conscientemente un día cambiamos tal o cual letra porque nos gustó la forma en que lo hacía alguien de nuestro entorno. Sin embargo, hay personas que, sin darse cuenta del proceso, un día observan cómo «les ha cambiado la letra». Y otras dicen tener «varias escrituras» porque se hace muy evidente que, dependiendo de cómo se encuentren en cada momento, escriben de diferente manera.

La escritura, al igual que gran parte de nuestras actividades, requiere de un control semiautomático para que salga razonablemente bien. Pero para que ese control realmente llegue a ser semiautomático y no se tenga que estar con un nivel de consciencia elevado a la hora de escribir, es fundamental que la persona aprenda a escribir desenvolviéndose fácilmente con el fluir de los trazos, para lo cual, no queda otro remedio que aprender a controlar, mediante una serie de ejercicios grafomotrices, la relajación de la mano, de los dedos y el brazo, a llevar bien cogido el útil de escribir, a posicionarse adecuadamente frente al papel,… Es decir, debe aprender —o reaprender— a escribir «desde el principio» y no tratar de empezar la casa por el tejado. Si no es así, la labor de cambiar la manera de escribir es sumamente difícil, cuando no imposible.

Comments are closed.