Home » Interrupción » Interrupción

Interrupción

 

Hay tres circunstancias de «alerta» que nos obligan a dejar de realizar cualquier ejercicio:

  1. Que el cuerpo, el físico, se queje.
  2. El aburrimiento, el hastío mental.
  3. La duda, no saber cuál nos hacer sentir más cómodos y mejor… o cualquier otra que nos asalte.

Cada vez que la persona experimenta cualquiera de estas tres circunstancias, debe interrumpir inmediatamente y reiniciar la sucesión de ejercicios desde el principio:

1º) Percepción del cuerpo físico, constatación de que está bien.

2º) Percepción de líneas de hombros y sienes. Visualización en paralelo.

3º) ¿Qué le costaría menos esfuerzo, mantenerse en movimiento o en pausa?

4º) ¿O quizá cualquier otro ejercicio que se le hubiera propuesto?

Comments are closed.