Home » Modelo caligráfico » Modelo caligráfico

Modelo caligráfico

Como no es posible que el dibujo de la FIGURA 4 represente para una persona una t, para otra una f y para otra una q, por ejemplo, o que el de la FIGURA 5 sea una u para unas y una n para otras,… y tantos otros ejemplos que podríamos poner, vamos a emplear un modelo de abecedario que terapéuticamente ha demostrado su validez y, por tanto, se ha ganado un merecido respeto. (Ver FIGURA 6)

FIGURA 4                          FIGURA 5                     FIGURA 6

 

En él observamos que hay letras en las que se ofrecen varios modelos. Ello quiere decir que podemos elegir aquella con la que sintamos mayor afinidad.

Respetar la forma de las letras. El diseño que tienen las letras ha sido el resultado de su propia evolución en el transcurso de su historia. Es cierto que gracias a los descubrimientos de Vicente Lledó, han sido «limados» determinados errores que conducían a rigideces gráficas y que, una vez corregidos, el resultado ha demostrado sobradamente el efecto benéfico que reporta. (FIGURA 4)

El hecho de basarnos en un modelo escritural, no significa que todos lleguemos a escribir de la misma manera. Sin embargo, la comunicación, ya sea hablada o escrita, ha de ajustarse a unos modelos o «códigos comunes de entendimiento». El sentimiento de «personalidad» en la escritura no está reñido con que ésta sea saludable o no. No obstante, también queda pendiente una mayor profundización en este tema.

Comments are closed.